Lacteos Latam
Cómo aplicar las Buenas prácticas en emprendimientos lácteos en Ecuador
PROCESOS

¿Cómo aplicar las Buenas prácticas en emprendimientos lácteos en Ecuador?

Las Buenas prácticas en emprendimientos lácteos requiere de motivación y sobre todo de personas emprendedoras, líderes optimistas que deseen cumplir metas y sobre todo mejorar la calidad de vida.

Coinciden en que una persona emprendedora facilita no solo procesos de innovación social y empresarial, sino que promueve cambios para la generación de proyectos y métodos alternativos de producción de bienes y/o servicios. En ese sentido, el emprendimiento está directamente relacionado con el crecimiento económico y la definición de políticas de innovación social y formación de empresa solidarias.

En el Ecuador, los emprendimientos y prácticas en la Economía Popular y Solidaria (EPS), son de vital importancia, puesto que según el Instituto Nacional de Economía Popular y Solidaria (2014), el 64% del empleo por subsector económico corresponde a la EPS, lo cual cambia la matriz productiva del país.

Lo anterior, es ratificado por la Superintendencia de la Economía Popular y Solidaria (2021), al destacar que en el período que abarca desde el 2012 al 2021, el número de organizaciones ha crecido en un 177%, y el número de personas vinculadas al sector ha crecido en un 281.3%.

Como parte del emprendimiento en el Ecuador, en el sector de la economía social y solidaria, se encuentran las organizaciones dedicadas a la producción lechera.

Se trata de un sector por demás fundamental y estratégico para Ecuador, ya que de acuerdo con el Centro de la Industria Láctea del Ecuador (2021) miles de personas viven de la leche y toda su cadena productiva: al menos 270 mil personas se dedican de manera directa a actividades de la industria ,y más de 1,2millones de personas en Ecuador dependen de la producción, transporte, transformación y comercialización de leche y productos lácteos.

Buenas prácticas de la industria lechera

Para garantizar las buenas prácticas para la adecuada producción en estos emprendimientos lácteos dentro de la ESS, y considerando lo establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Federación Internacional de la Leche (FIL) (2012), es preciso que los productores consideren y apliquen las siguientes buenas prácticas agrícolas:

  • la sanidad animal,
  • higiene del ordeño,
  • la nutrición (alimentos y agua),
  • bienestar animal,
  • el medio ambiente y gestión socioeconómica.
  • La sanidad animal, es clave para la productividad, en este sentido una buena práctica en la producción lechera consiste en establecer rebaños con resistencia a enfermedades, establecer una gestión sanitaria eficaz, utilizando productos químicos y medicamentos conforme a las prescripciones.
  • En lo que respecta, a la higiene del ordeño, es importante garantizar que mientras se realice no se lesione a los animales, ni introduzcan contaminantes en la leche; es decir, que el ordeño se realice en condiciones higiénicas y la leche se manipule correctamente después del ordeño.

En Ecuador identifican entre las buenas prácticas de las industrias lecheras, de manera general:

  • la localización de la planta,
  • el diseño y construcción,
  • los servicios de planta (facilidades),
  • los equipos y utensilios,
  • monitoreo de los equipos,
  • requisitos higiénicos (personal),
  • materias primas e insumos,
  • operaciones de producción,
  • envasado, empaquetado y etiquetado, almacenamiento y aseguramiento de la calidad.
  • El empaquetado y etiquetado como buena práctica se fundamenta en el Reglamento Sanitario de Etiquetado de Alimentos procesados para el consumo humano (Ministerio de Salud Pública, 2014).

Reglamento de Buenas Prácticas para Alimentos Procesados

Por su lado, el Reglamento de Buenas Prácticas para Alimentos Procesados (Presidencia de la República, 2002), indica que las buenas prácticas de manufactura son los principios básicos y prácticas generales de higiene en la manipulación, preparación, elaboración, envasado y almacenamiento de alimentos para consumo humano, con el objeto de garantizar que los alimentos se fabriquen en condiciones sanitarias adecuadas y se disminuyan los riesgos inherentes a la producción.

En suma, la ESS persigue el desarrollo local mejorando las condiciones de vida, y al existir varias asociaciones productoras de leche a nivel nacional se vuelve indispensable implementar las buenas prácticas en el procesamiento de la materia prima utilizada, y en todo lo que ello implique. En ese sentido, es conveniente revisar las buenas prácticas de estas asociaciones comunitarias en el Cantón Biblián.

Se realizaron encuestas a las asociaciones lácteas las cuales muestra la siguiente informacion:

Con relación al conocimiento general sobre la Economía Social y Solidaria, un 70,91% dice conocer que la organización forma parte del sector de la ESS, pero ello contrasta con un 63,64% que afirma desconocer el concepto, y, por tanto, las implicaciones de este modelo de organización. Ahora bien, cuando se pregunta sobre las buenas prácticas, un 60% señala conocer su significado, mientras que un porcentaje significativo (40%) no sabe sobre las mismas.

Los resultados muestran la imperante necesidad de ofrecer formación a los miembros de las asociaciones, en particular, pero a la población en general acerca de las organizaciones de la ESS, su estructura y bondades, así como sobre las buenas prácticas, de tal manera que cada uno de ellos tengan claridad y conozcan a cabalidad la importancia de estos, para su aplicación en las entidades. Pero más allá de ello, pueda realmente constituir un sector que apunte al desarrollo socio-económico del país.

¿Por qué es importante la implementación de las buenas prácticas?

En cuanto a la importancia de la implementación de buenas prácticas dentro de una entidad para promover el desarrollo comunitario, las respuestas mostraron una tendencia entre muy importante (47,27%) e importante (40%). Al preguntar acerca de la concordancia entre las buenas prácticas y la mejora en la competitividad y compromiso del personal de las asociaciones lácteas, la tendencia estuvo entre muy importante (52,73%) e importante (45,45%).

En ambos casos, parece haber en los consultados, conciencia de la relevancia de las buenas prácticas tanto al interior de las asociaciones como al exterior de ellas. Es decir, al contar con procesos internos fortalecidos en las buenas prácticas, los resultados mostrados pueden conllevar a una mayor competitividad en el mercado, redundando es resultados positivos para el sector lácteo, y, por lo tanto, para la comunidad de socios de las organizaciones asociativas.

Es importante considerar pertinente desarrollar un modelo de negocios para las productoras de leche desde el marco social y solidario del Ecuador.

Te compartimos una corta encuesta para que puedas contarnos cuál es tu experiencia con respecto a las buenas Prácticas de manufactura en la industria.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Descubre todo el resumen de noticias que enviamos todas las semanas.

NOTICIAS RELACIONADAS

Las principales fuentes de contaminación de la leche cruda

Administrador

¿Cómo se produce el labneh?

Administrador

Alergia a la leche de vaca ¿Cuáles son las alternativas de consumo?

Paola Gioffre

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. ACEPTO LEER MÁS