Lacteos Latam
México es el mayor consumidor de bebidas procesadas
SALUD

México es el mayor consumidor de bebidas procesadas y azucaradas de América Latina

Consumo de alimentos y bebidas procesadas afecta considerablemente y México ocupa uno de los primeros lugares en obesidad infantil en el mundo.

Los datos muestran año tras año una tendencia al incremento de la prevalencia, provocando que el sobrepeso y obesidad se conviertan en un tema de interés para la salud pública.

En 2018, la prevalencia aumentó a un 35.6% (I S N P, 2 019) y, más recientemente, en 2020, el 38.2% de los niños presentó sobrepeso u obesidad (INSP, 2021).

Lo anterior ha marcado como evidencia de la complejidad del fenómeno, tratándose de una problemática multifactorial. Respecto a las causas del sobrepeso y la obesidad una de las más reconocidas son los factores dietéticos, específicamente el consumo de comida rápida y sobre todo con alto contenido calórico (Sahoo et al., 2015; Izhak et al., 2022).

Asimismo, los alimentos que suelen anunciarse en los medios de comunicación suelen ser los más perjudiciales para la salud (Ponce-Blandón et al., 2017).

Aumento del consumo de alimentos ultraprocesados

La UNICEF (2020) ha señalado también que la dificultad para acceder a alimentos saludables, la publicidad agresiva dirigida a niños para la comercialización de alimentos hipercalóricos y la alta exposición a alimentos ultraprocesados, son factores propiciantes del ambiente obesogénico, esto llevó al país a declarar una emergencia epidemiológica por el exceso ponderal (Secretaría de Salud México, 2016).

El aumento del consumo de alimentos ultraprocesados puede explicarse debido a la gran disponibilidad y bajo costo de estos, al igual que una mayor presencia de publicidad que exhibe alimentos industrializados en un proceso denominado “occidentalización de la dieta” . Otro dato relevante al respecto es que México es el mayor consumidor de bebidas procesadas y azucaradas de América Latina, y en el caso de los niños de edad preescolar estos consumen cerca del 40% de sus calorías diarias requeridas a través de estas (Organización de las Naciones Unidas-ONU, 2020)

Debido a esto, recientemente el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia encomió al país a implementar regulaciones al contenido de la publicidad alimentaria enfocada a los niños, dada la relación de esta con el consumo de alimentos no saludables, el sobrepeso y obesidad. Objetivo: Contrastar la percepción de la publicidad alimentaria respecto al consumo adecuado e inadecuado de los diferentes grupos alimentarios en niños escolarizados del noreste de México.

Se desarrolló un estudio cuantitativo, descriptivo y comparativo, seleccionando a través de un muestreo probabilístico aleatorio una muestra de 196 niños de primero a sexto de primaria, a quienes se les aplicó un recordatorio de consumo alimentario y un cuestionario de percepción de publicidad alimentaria televisiva. Los resultados fueron que los niños presentaron un consumo inadecuado de todos los grupos alimenticios, excepto de agua, consumiéndola adecuadamente.

Es importante poner atención al efecto de la publicidad con alimentos obesogénicos en los niños, ya que como menciona Cobio (2015) en su estudio con preescolares, los infantes no están en edad de reconocer directamente dicha influencia, sin embargo, está se ve reflejada en un consumo elevado de los denominados alimentos chatarra.

La publicidad como industria deja una ganancia de 28 mil millones de pesos en América Latina. Por su parte, México es uno de los principales países en donde más se invierte en publicidad alimentaria. Por esto, organizaciones como la UNICEF (2020) urgieron al país en desarrollar una reglamentación de la publicidad alimentaria, especialmente la dirigida al público infantil.

Así como, poner mayor atención a la supervisión de las empresas de alimentos, para que produzcan comida adecuada para la edad y con mayor aporte nutrimental.

Dada la emergencia epidemiológica por la prevalencia de personas con obesidad, las observaciones hechas por la UNCEF (2020), respecto a la regulación de la publicidad alimentaria dirigida a niños, y los múltiples estudios donde se demuestran que el consumo alimenticio y la publicidad alimentaria no son los recomendados.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Descubre todo el resumen de noticias que enviamos todas las semanas.

NOTICIAS RELACIONADAS

Nuevos Estudios sobre efecto prebiótico para las fibras de raíz de achicoria

Paola Gioffre

Recomendaciones para que la leche en polvo no se contamine.

Administrador

Envases activos e inteligentes la tecnología avanzada emergente

Paola Gioffre

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. ACEPTO LEER MÁS